La neutralidad de la red es el principio por el cual los proveedores de servicios de internet tratan todo el tráfico por igual.